Galería: Conoce la historia del desarrollo del panel de instrumentos de VW

(11/09/2018)

 

Una pantalla táctil ha sustituido a los interruptores, ahora hay perfiles de usuario y un ambiente personalizado en lugar de un entorno igual para todos. La digitalización en Volkswagen avanza a pasos agigantados. Hay una enorme diferencia entre el primer centro de información digital para el conductor de 1986 y la actual Active Info Display, sin embargo, también hay paralelismos asombrosos.

 

También te puede interesar:Video: GTI Coming Home 2018

 

El origen de todo fue la pregunta: ‘¿Por qué todo debe ser mecánico en el auto? ¡Podríamos buscar soluciones electrónicas!”, dice el Dr. Walter Zimdahl, quien en aquel momento era responsable de electrónica en el Departamento de Investigación Futura. Un resultado fue el ‘DigiFiz’, abreviatura de la frase en alemán para ‘Centro de Información Digital para el Conductor’. Eso fue en 1986, cuando se integró un velocímetro digital con pantalla de cristal líquido al Golf Mk2 y al Jetta Mk2.

 

 

DigiFiz – un logro pionero

Ofrecía innovaciones que literalmente atrapaban al cliente, iniciando con lo que en esa época era una pantalla digital con aspecto futurista, para continuar con una precisión que hasta la fecha no tiene rival. Sobre todo, incluía pantallas digitales de velocidad y de ruta, un medidor de gasolina calibrado a los litros exactos, la temperatura del refrigerante al grado exacto y un recordatorio para la siguiente cita de servicio.

Tomasz Bachorski escucha fascinado estas historias: “Sin logros innovadores como el DigiFiz, hoy en día no tendríamos en producción la Active Info Display”, afirma el director de Diseño Interior para la Marca Volkswagen, en reconocimiento a Zimdahl y sus colegas de ese entonces.

En 2018, la digitalización también ha sido parte del área de Diseño Interior de Volkswagen en todas las funciones de información y zonas de comodidad, lo cual, en palabras de Bachorski, también representa un reto: “Pantallas con tecnología funcional y confiable en cuanto a velocidad y consumo de combustible, por ejemplo, en armonía con una estética atractiva y resolución incomparable”. Y, primordialmente, opciones para la individualización.

 

 

Nuevo Polo, nueva cabina digital

Bachorski también recuerda con orgullo el desarrollo del nuevo Polo, el primero con una cabina digital cuando se lanzó en 2017. La sexta generación del Polo representó el primer Volkswagen, y el primer modelo en el Grupo Volkswagen que tenía una nueva generación de Active Info Display. Fue la primera ocasión en que se utilizó un nuevo panel de control y un diseño de cabina para los modelos compactos de Volkswagen. Durante el proceso de diseño y desarrollo, el enfoque se dirigió a la creciente digitalización de la pantalla y los controles, así como la conectividad, lo cual requería nuevas soluciones. Los diseñadores de la interfaz de Volkswagen siguieron desarrollando la Active Info Display, con gráficos de alta calidad y una amplia gama de funciones.

En términos concretos, esto significa que la segunda generación de Active Info Display opera exclusivamente de forma digital, dentro del marco de las disposiciones legales que estipulan ciertos elementos fijos, tales como la luz indicadora del freno de estacionamiento, que  además se puede configurar libremente. “Desde las pantallas funcionales hasta la coordinación de la iluminación de los instrumentos o la luz ambiental, todo se puede seleccionar individualmente según tus deseos”, explica Bachorski. En el futuro, el sistema además 'registrará' las configuraciones individuales de las funciones de la pantalla y la iluminación para aplicarlas como una segunda opción de configuración. Todo el proceso se realiza sin que el usuario se sienta obligado: “Al conductor se le pregunta: ‘¿Tu auto te puede conocer, sí o no?’”, señala Bachorski.

 

 

El sistema completamente cubierto por vidrio, y sin botones analógicos permite que las funciones y el diseño se fusionen. “La digitalización abre enormes opciones estilísticas para nosotros como diseñadores, por ejemplo, la Cabina Innovision en el nuevo Touareg”, continúa Bachorski con entusiasmo. Su equipo participó en el desarrollo desde el principio, intercambió ideas con expertos en ergonomía, con los desarrolladores, consultó con el área de ventas y puso particular atención en la experiencia del usuario. En otras palabras, hay una retroalimentación directa de los usuarios en la 'vida real’.

De la minipantalla a la pantalla multifuncional

La minipantalla llamada DigiFiz no tuvo gran demanda por parte de los clientes en aquel momento. Hoy es un artículo clásico muy buscado con categoría de culto.

 

 

Otro gran paso en el largo camino a la digitalización de la cabina, que también es un requisito básico en cuestiones estratégicas futuras, como la movilidad eléctrica o la conducción conectada, fue la ‘pantalla multifuncional’ (MFD) posicionada centralmente que apareció por primera vez en los vehículos de producción Volkswagen con el Golf Mk4. Además de la alta resolución sin precedentes de la gran pantalla, ofrecía por primera vez mapas de navegación a color. Fue una obra de arte técnica que los desarrolladores y diseñadores de interiores continúan explotando, según señala Bachorski.

 

 

Retos del cristal

Cambio e innovación... es, la frase clave de la ‘pantalla de cristal líquido’. “Encontramos lo que buscábamos con un productor de relojes digitales”, informa el Dr. Walter Zimdahl al hablar de la época pionera del DigiFiz. “El único problema era que los cristales en los relojes no funcionaban en un campo eléctrico con temperaturas superiores a los 50 grados; todo se ponía gris o negro y blanco, no podías hacer nada. Sin embargo, en el Golf y el Jetta, ¡la pantalla debía funcionar con un rango de temperatura de -40 hasta +80 grados!”. Consultamos al fabricante de instrumentos VDO y juntos logramos la versión de producción.

Tomasz Bachorski está de acuerdo: él también conoce los retos del cristal. “A la larga esto dejó de ser un problema para nosotros, la Active Info Display es claramente legible en cualquier zona climática. De noche o de día, con anteojos graduados o lentes de sol”.

Así que la perspectiva es buena. También para el futuro.

 

 

“¡Sube el volumen!”. El radio en el Volkswagen Golf, un ejemplo de digitalización en la cabina

 1974 – Radio ‘Braunschweig’

1a generación: Una perilla giratoria enciende la radio y ajusta el volumen. A la derecha está otra perilla para seleccionar la estación. Hay tres botones intermedios: uno para AM y dos para FM. No se requiere nada más en el Golf Mk1.

 

1983 – Radio ‘gamma’

2a generación: La digitalización aparece en el Golf Mk2, al menos en una pequeña porción. El radio casete ‘gama’ muestra la frecuencia de radio en formato digital en una pantalla LCD.

 

 

1991 – Radio ‘alfa’

3a generación: Aún es necesario girar la pequeña perilla en el Golf Mk3 para escuchar en vivo los éxitos de los 90 en el radio del auto. Por otro lado, los boletines de tráfico se transmiten automáticamente.

 

 

1997 – Radio ‘gama’

4a generación: Cambio paradigmático: el radio ‘gama’ viene por primera vez con una conexión para cambiar a CD. La gran ‘pantalla multifuncional’ (MFD) añade un poco de color a la imagen.

 

 

2003 – ‘RCD 300’

5a generación: En el Golf Mk5, lanzado en 2003, el casete era anticuado y, en su lugar, el teléfono móvil se convirtió en parte del sistema. Como opción adicional, el MFD2 se podía conectar a un reproductor MP3.

 

 

2008 – ‘RNS 510’

El ‘RNS 510’ introduce elementos multimedia: pantalla táctil, unidad de DVD y un disco duro de 30 GB para celebrar su lanzamiento. Posteriormente, en 2016 el radio tradicional se reemplaza con el ‘DISCOVER PRO’ en el Golf actual. Sus funciones se mezclan con los instrumentos digitales disponibles como opciones para formar la ‘Active Info Display’.

 

 

 

 







Blvd. Manuel Ávila Camacho No. 50 Oficina 512, Col. Lomas de Chapultepec, Delegación Miguel Hidalgo, C.P. 11000, Ciudad de México Tel. +52 (55) 5540 0626
©2015. Car Planet S.A de C.V. Todos los derechos reservados