Entre las razones más comunes que manifiestan los mexicanos para no contratar un seguro de automóvil se encuentran la percepción de que una póliza es cara y la falta de información de las distintas coberturas que exsiten en el mercado. Estas razones y la carencia de cultura del seguro han generado que sólo el 30% de los conductores en el país cuenten con la protección necesaria para cuidar su patrimonio.

 

También te puede interesar: Audi celebra Halloween con emotivo vídeo

 

Quálitas trabaja en la concientización de los automovilistas para que comprendan que un seguro no es un gasto, sino una inversión que les permitirá mantener sus finanzas a salvo en caso de un accidente vial -todos los que compartimos la vía pública estamos expuestos-.

Aquí 5 historias de terror de algunas de las consecuencias de no contar con seguro para tu vehículo:

1-Pagos a terceros

Entre las historias más comunes están las de las personas sin el respaldo de una póliza que dañan otro automóvil y tienen que desembolsar parte importante de sus ahorros para poder pagar el daño o pedir dinero prestado a un banco para resarcir la avería, deuda que pagan incluso por años. “Sigo pagando un choque que tuve en el 2012, le pegué a un carro de lujo y tuve que pedir prestado al banco porque no tenía para pagar. Llevo más de 5 años sin salir de vacaciones”, Sofía 29 años.

 

 

2-Gastos médicos o funerarios

Otra historia habitual es el endeudamiento después de un accidente por concepto de gastos médicos, funerarios o por la indemnización de una persona que debido a limitaciones anatómicas y funcionales graves ocasionadas por el percance, pierden la capacidad laboral. El pago a los afectados puede superar el millón de pesos, dependiendo del caso. “Tengo que indemnizar a la familia de la persona que atropellé sin querer porque desafortunadamente falleció. No me alcanza para mantener a dos familias porque yo también tengo hijos”, Alberto 43 años.

3-Falta de abogado

El no tener a un abogado que vele por tus intereses ocasiona graves problemas con la ley si no cuentas con un seguro, ya que un accidente automovilístico puede involucrarte en procedimientos penales o civiles. ¿Cuánto te costaría contratar un abogado, pagar los gastos del proceso penal (que puede durar meses), multas impuestas en sentencia judicial y fianzas para lograr libertad provisional? “No pudimos llegar a un acuerdo al momento del accidente porque era la palabra del otro conductor contra la mía. El proceso lleva meses y he gastado más de $40, 000 pesos en abogados”, Eduardo 52 años.

 

 

 

4-Robo del vehículo

De acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) el robo de automóviles se incrementó en un 27.5% (De octubre 2016 a septiembre 2017) en México. Las cifras son alarmantes y desafortunadamente, van en aumento. “Sólo dejé mi auto estacionado en la calle por media hora y al regresar ya no estaba. Me había dicho mi esposo en varias ocasiones que comprara un seguro, pero por dejar todo para después, ahora no tengo cómo moverme”, Alejandra 31 años.

5-Desastres naturales

Los sismos, huracanes o lluvias pueden ocasionar la pérdida total de tu vehículo que forma parte de tu patrimonio. No todas las pólizas cubren los daños ocasionados por circunstancias meteorológicas por lo que deben preguntar por las coberturas amplias que sí los contemplan. “Las peores vacaciones de mi vida. Fuimos a Acapulco y llegó una tormenta tropical que nos mantuvo encerrados en un albergue. Cuando se calmó la situación, fui por mi automóvil y estaba inundado e inservible”, Arturo 65 años.







Blvd. Manuel Ávila Camacho No. 50 Oficina 512, Col. Lomas de Chapultepec, Delegación Miguel Hidalgo, C.P. 11000, Ciudad de México Tel. +52 (55) 5540 0626
©2015. Car Planet S.A de C.V. Todos los derechos reservados