Es cierto que dentro del Volkswagen Sedán se han escrito infinidad de historias, algunas de ellas verdaderamente sorprendentes.

 

También te puede interesar: Video: ¿Sabes que vehículo pasa cumple más solitario de la historia?

 

Que si jalaba con agua, que si se puede modificar en su totalidad, que si el Fürer quería que todos los alemanas anduvieran en uno, que si esto que si el otro, en fin. Pero, ¿un Vocho de 5 millones de pesos?

Así es Carplanetarios les platico:

 

 

Cuenta la leyenda que el actor Paul Leonard Newman, Mejor conocido como simplemente Paul Newman, quien a la postre se haría ganador a un premio Oscar en 1985 por “El color del dinero”, se encontraba rodando “Winning“ (1969), película rebautizada en español como “500 Millas” .

Y fue gracias a esta cinta que el actor mantuvo un tórrido romance con los autos y las carreras hasta el final de sus días.

El actor llevó su afición al plano de la realidad y participó en Sports Car Club of America (SCCA), donde no sólo compitió, sino que también ganó 4 campeonatos.

El impetú que le provocaron la pasión por los autos, también lo llevó a competir en las 24 Horas de Le Mans donde a bordo de un Porsche 935/77A, logró hacerse de un segundo lugar en el podio de 1979.

 

 

Tal fue el grado de afición de Newman que se obsesionó con la idea de crear un auto capaz de vencer al Porsche 911 de otro gran actor de la época, también aficionado al automovilismo, Robert Redford.

Y de esta manera recurrió a Jerry Eisert, quien construía autos para Indy Car, de esta forma le encargó modificara un Volkswagen Beetle de 1963. Eiser quien quedó entusiasmado con la idea, le incorporó un motor Ford 351 Windsor V8, acoplado a una caja ZF de 5 relaciones.

 

 

A la par Jerry también le modificó la suspensión, removió los asientos traseros (para adaptarle el motor) y le incorporó radiadores en varias partes del auto como en la parte baja del cofre y en la tapa del motor, para que su sistema de refrigeración mejorara.

 

 

En 1969 durante el Ontario Motor Speedway conoció a Sam Contino, líder del departamento automotriz del Colegio Chaffey. Fue tal su amistad que Newman decidió donarle este súper “Vocho”. Al recibirlo Sam Contino le hizo aún más modificaciones como el cambio de pintura exterior y rines Keystone cromados.

 

 

 

El vehículo no sólo se miraba impactante, también era una bestia disfrazada de princesa.

 

 

Cuando la institución educativa cerró, uno de los ejecutivos cautivado por la historia compro el Volkswagen, lo restauró con el objetivo de mostrárselo a Paul, aunque esto último no pudo ser posible, ya que Newman murió poco antes de que el proyecto llegara a su conclusión.

 

 

 

De esta manera su último dueño puso a venta este vehículo, pidiendo 250 mil dólares, casi 5 millones de pesos. Señalando que no sólo son sus modificaciones lo que lo valua en este precio, es la gran historia que hay detrás de él.

 

 

Texto: Raymundo Espinosa.

 

 

 

 

 

 

 







Blvd. Manuel Ávila Camacho No. 50 Oficina 512, Col. Lomas de Chapultepec, Delegación Miguel Hidalgo, C.P. 11000, Ciudad de México Tel. +52 (55) 5540 0626
©2015. Car Planet S.A de C.V. Todos los derechos reservados