El auto show Detroit se guardó una de las sorpresas más interesante de esta edición, el regreso del Bullitt, el mítico automóvil que se hiciera leyenda tras ser protagonista junto a Steve McQueen en la película rodada en 1968 “Bullitt”.

 

También te puede interesar: ¿Sabes qué es el diferencial de un auto?

 

La sorpesa causó furor en Detroit, sobre todo cuando entró en escena el auto original, el hermoso Ford Mustang Fastback piloteado por su actual dueño Sean Kierman herederó de la leyenda adquirida por su padre Robert Kierman en 1974.

 

 

La ovación se escuchó cuando la nieta del actor, Molly McQueen hizo su aparición para ofrecer unas palabras: “ Mi abuelo quería utilizar un auto accesible y potente, por eso eligió Mustang” dijo visiblemente emocionada.

 

 

Mustang ahora a reencarnado la versión moderna del Bullitt como un homenaje a sus 50 años y lo ha hecho con un motor 5.0 V8 CON 475 HP aumentando 54 HP del normal y en el mismo tono verde que su versión de 1968, aunque al llegar a las concesionarias también será ofrecido en Shadow Black.

 

 

La primer pieza de este modelo ha sido subastado en ¡300 mil dólares! Nada mal para un resucitado, o ¿ustedes que opinan?

Sea como sea el mítico Bullitt está de vuelta y lo ha hecho como toda una estrella del cine hollywoodense.

 

 

Texto: Raymundo Espinosa







Blvd. Manuel Ávila Camacho No. 50 Oficina 512, Col. Lomas de Chapultepec, Delegación Miguel Hidalgo, C.P. 11000, Ciudad de México Tel. +52 (55) 5540 0626
©2015. Car Planet S.A de C.V. Todos los derechos reservados