No importa cuánto tiempo lleves maneando, pero seguramente, si ya llevas un rato, habrás notado que tus cajas fallan constantemente (obvio si tienes malos hábitos). 
 
 


Y ya sea que tus errores se encuentren en el mantenimiento o en la conducción, es probable que no sea la calidad del auto el que las ocasione, si no tú, el responsable.
 
Ahora bien aquí te dejamos la lista de los cinco malos hábitos más comunes para deteriorar tu caja de cambios, recuerda que más sabe un sabio por cambiar de opinión que por sabio y si tienes alguno de estos pésimos hábitos, sería bueno los modificaras, tu bolsillo y tu coche te lo agradecerán:
 
1.Recuerda no mantener el clutch presionado en todo momento. A menudo las personas suelen mantener el pie en el pedal de embrague desde que suben hasta que bajan del auto, y ya sea que lo opriman a medias o ligeramente, este se desgasta con mayor facilidad, causando que su deterioro llegue prematuramente, peor aún es si te dedicas a algún servicio de transporte, pues en menos de lo que canta un gallo, tendrás que cambiarlo y obvio desembolsar una cantidad que seguramente no contemplabas, culpando a la marca de hacer un vehículo muy malo. 

Mejora tu hábito y utiliza el embrague sólo cuando hagas el cambio, has a la tarea de educar tu pierna y retira el pie del pedal, recuerda que el clutch no es un descanso, es simplemente el pedal para realizar el embrague y nada más.
 
 


 
2.Punto muerto cuando te detienes. Seguimos con el tema de las presiones innecesarias. Cuando te detienes y dejas puesta una velocidad, estás dañando los rodamientos y muelles del diafragma, desgastando también los cojinetes del desembrague, esto debido a la presión innecesaria, evitarlo es fácil, si estás en alto total, mantente en neutro y detén el auto con el pedal del freno.
 
3.Evita dejar la mano sobre la palanca de cambios. Este es uno de los hábitos negativos que más vemos, ya sea por costumbre o comodidad, algunas personas dejan la mano descansando sobre la palanca. 

Cuando lo hagas recuerda que estás ejerciendo una presión innecesaria sobre la caja de cambios y que esta afecta las horquillas del transeje y los componentes rotatorios de la transmisión. Podrías dañar las piezas u ocasionar la perdida de fluidos, tu transmisión fallará y a mediano plazo sufrirá un daño, costoso de reparar e innecesario y evitable.
 
 
 


4.Mantener presionado el clutch mientras avanzas. Otro de los hábitos erróneos cotidianos es mantener oprimido el pedal del embrague mientras avanzamos, ¿qué sucede? Pues los discos del clutch siguen girando y por consecuencia se gastan, también se gasta el cojinete de desembrague, sin tomar en cuenta que no vamos a permitir que el auto acelere de forma adecuada, por lo tanto no sólo desgastamos discos, también utilizamos más combustible y generamos desgaste y daño innecesario al motor.

5.Acelerar a fondo en bajas velocidades. Debes de tomar en cuenta que cada ciclo de velocidad tiene una relación con la velocidad de desplazamiento de tu nave, el que tú hagas un cambio inadecuado forza al motor y a la transmisión, quienes aumentan el esfuerzo, dañándolos paulatinamente y ocasionándote efectos negativos en el futuro cercano. Por lo cual debes aprender a escuchar tu motor y hacer el cambio cuando sea necesario.
 
 


Ahora bien en cuanto al precio de las reparaciones, este puede variar de acuerdo al modelo del auto, tipo de motor, el tipo de embrague y las piezas dañadas, además del lugar donde lo lleves a reparar y puede ir desde unos mil pesos hasta arriba de los 25 mil.
 
Texto: Ray Espinosa






Blvd. Manuel Ávila Camacho No. 50 Oficina 512, Col. Lomas de Chapultepec, Delegación Miguel Hidalgo, C.P. 11000, Ciudad de México Tel. +52 (55) 5540 0626
©2015. Car Planet S.A de C.V. Todos los derechos reservados